Nombre de Hombres


Aarón:
Su origen, según afirman, está en Egipto, pero es un nombre hebreo por excelencia. Su significado ha sido muy discutido pero todas las opiniones giran en torno del “iluminado”o “luz”. Otros piensan que se refiere al “montañés”, “alto”o el “intruso”. Es posible que derive de la palabra hebrea ajaron, que significa “el último” . Así se llamó el hermano de Moisés.

Alejandro: Hombre griego Alexandros –de aléxo y andros– que quiere decir “el que rechaza al hombre”. Alejandro Magno, emperador griego, Alexander Graham Bell, inventor del teléfono, y Alejandro Sanz, cantautor español, son algunos de los famosos que llevan este nombre.

Alfonso: Este nombre tiene sus raíces en Alemania y se desprende de las palabras hathus y hilds (lucha), all (todo) y funs (preparado). Quiere decir entonces que Alfonso es “el guerrero totalmente preparado para el combate”.

Alfredo: Nombre germánico compuesto a partir de la palabra Ald-frid, “gobernante pacífico”. Otro posible origen se encuentra en la palabra Alf-rad, que quiere decir “consejo de los elfos”. A través de la historia se han conocido muchas personalidades con este nombre. Por citar algunos Alfred Hitchcock, director de películas estadounidense.

Arístides: Se deriva del griego Aristeidis, de aristoeidos: ” el mejor, el más valiente”. Entre los famosos que han llevado este nombre se encuentra Arístides el justo, general ateniense.

Abdallah: El siervo de Dios.

Abdul: De origen árabe. Siervo del Señor, Siervo de Dios.

Abel: El hijo o vanidoso.

Abelardo: De origen celta. El que trabaja como una abeja.

Abel: Nombre hebreo de origen egipcio cuyo significado se pierde en el tiempo aunque, según algunas interpretaciones, podría traducirse como luz, iluminado, montañés, alto, intruso. Fue el segundo hijo de Adán y Eva.

Abi: De origen hebreo. Dios es mi padre, es hijo del Señor.

Abner: De origen hebreo. Padre de la luz.

Abraham: De origen hebreo. Padre de una gran multitud. Patriarca

Absalón: Viene del nombre hebreo Abshalom, compuesta de ab “padre” y shalom, paz, es decir Ab-shalom, o “dios de paz” o la “Paz de Dios”. Fue el hijo de David y Maakah, quien se rebeló contra su padre y se proclamó a sí mismo rey de Israel.

Adalberto: Perteneciente a la nobleza.

Adam: Proviene del hebreo Adam, que significa “de la tierra”. Sin embargo, algunos intérpretes identifican el nombre con la palabra hebrea Edom (rojo). Algunas de las personalidades con este nombre son: Adán, el primer hombre que creó Dios, de acuerdo con el Antiguo Testamento; y Adam Smith, filósofo y economista escocés considerado el fundador de la economía política. En español: Adán.

Adelardo: De origen griego. El príncipe que es audaz.

Adelio: De origen germánico. El padre del príncipe noble.

Adelmaro: De origen griego. Ilustre por su estirpe.

Adelmo: De origen germánico. Noble protector.

Ademar: El que es ilustre por sus luchas. Célebre y famoso combatiente. · Adiel – Fue dornado por Dios.

Adolfo: De noble estirpe.

Adonai: Señor mío.

Adonías: Dios es mi Señor.

Adonis: El más hermoso de los hombres.

Adrián: Nacido en Adria, ciudad de Italia que le dio nombre al mar Adriático.

Adriano: Variante de Adrián (ver).

Adriel: De origen hebreo. El que pertenece a la grey de Dios.

Agamenón: De origen griego. Lento, que tarda en avanzar en el camino.

Agapito: De origen hebreo. El muy amado.

Agustín: El que merece veneración. De familia imperial

Aladino: De origen árabe. El que alcanzó la cumbre del saber religioso.

Alan: Proviene del céltico Alun, “armonía”. Sin embargo, algunos lo atribuyen al pueblo barbárico de los alanos. Entre los personajes que tienen este nombre se encuentra Alan Prost, corredor de Fórmula 1, y Alan Parker, director de cine inglés.

Alain: Forma francesa de Alan (ver).

Albano: De origen germánico. Perteneciente a la casa de los Alba.

Alberto: Que brilla por su nobleza. Forma reducida de Adalberto.

Albino: De tez muy blanca.

Alcides: De origen griego. Fuerte y vigoroso.

Aldo: Noble, lleno de experiencia. Importante caudillo.

Alejo: Que protege y defiende.

Alex: Variante de Alexis.

Alexis: Variante de Alejo. Defensor

Alfonso: Guerrero preparado para el combate.

Alfredo: El consejero ingenioso. Pacífico

Alí: Sublime, superior, elevado.

Alonso: Variante de Alfonso (ver).

Alterio: Como un cielo estrellado.

Alvaro: Totalmente prudente. Atento.

Amadeo: El que ama a Dios.

Amado: El que es objeto de amor.

Amador: Prodiga amor.

Amalio: Hombre que es despreocupado.

Aman: El magnífico.

Amando: Amado por todos.

Amaru: De origen Quechua. Denominación de la serpiente sagrada.

Ambrosio: El eterno, el inmortal.

Amelio: Muy trabajador, enérgico.

Américo: El príncipe en acción.

Amílcar: El que manda en la ciudad.

Amín: Hombre que es fiel.

Amir: El jefe.

Amón o Ami: De origen hebreo. El constructor.

Amós: De origen hebreo. Hombre robusto.

Ampelio: De origen griego. El que hace vino de sus propias uvas.

Anacleto: De origen griego. El que fue invocado.

Anastasio: De origen griego. El que resucitó o fue resucitado.

Anatolio: De origen griego. Que vino de Oriente.

Andrea: Forma italiana de Andrés (ver).

Andrés: De origen griego. Viril, varón, hombre ilustre.

Angel o Angelo: De origen griego. Es enviado o mensajero de Dios.

Aniano: De origen griego. Está triste y afligido.

Anías: De origen hebreo. Dios contesta.

Aníbal: De origen púnico. El que posee la gracia de Dios.

Aniceto: De origen griego. Hombre invencible, de gran fuerza.

Anselmo: De origen germánico. El protegido de Dios.

Antenor: De origen griego. El que combate.

Antonio: Procede del gentilicio romano Antonius, que hace alusión a alguien “digno de alabanza, estimable”. Los famosos con este nombre abundan. Por citar algunos, se pude mencionar Antonio Vivaldi, compositor italiano y Antonio Banderas, actor español consagrado en Hollywood.

Antón: Forma reducida de Antonio (ver).

Aparicio: Alude a las apariciones de la virgen en distintas etapas.

Apolinario o Apólito: De origen latino. Dedicado al Dios Apolo.

Apolo: De origen griego. El que da vida y ahuyenta el mal.

Aquiles: De origen griego. El que consuela en el dolor.

Aquilino: Proviene del latín Aquilinus, “que tiene la naturaleza del águila” esta última palabra una derivación de aquila, que es “oscuro, negro”. También puede ser la adjetivación del nombre de Aquiles con el significado “relativo a la familia de Aquiles”.

Arcángel: De origen griego. El príncipe de los ángeles.

Ariel: De origen hebreo. El león de Dios.

Aristóteles: De origen griego. El que tiene nobles propósitos.

Armando: De origen germánico. El guerrero.

Armentario: De origen griego. Pastor de ganado.

Arnaldo: De origen germánico. Que protege y vigila desde lo alto.

Arnoldo: Variante de Arnaldo.

Arquímedes: De origen griego. Pensador profundo.

Arsenio: De origen griego. Varonil y vigoroso.

Artemio: De origen griego. Integro, intacto.

Arturo: El origen de este nombre es bastante confuso. Algunos lo relacionan con el etrusco Artorius –de significado desconocido–, pero también ha sido asociado con el céltico artva (nube, piedra) y con el irlandés art (oso). El Rey Arturo, mítico personaje de la historia sajona, Arturo Uslar Pietri, escritor y pensador venezolano y Sir Arthur Conan-Doyle, creador del detective más famoso de todos los tiempos, Sherlock Holmes y el Pollo Arturo, son algunas de las personalidades que llevan este nombre.

Asaf: De origen hebreo. El escogido por Dios.

Atahualpa: De origen quechua. Ave de la fortuna.

Atilio: De origen latino. El favorito del abuelo.

Augusto: De origen latino. El que merece fama.

Aureliano: Variante de Aurelio.

Aurelio: De origen latino. Que tiene el valor del oro.

Avelino: De origen latino. El que nació en Avella, Italia.

Axel: Variante de Absalón

Azarías: De origen hebreo. El Señor me sostiene y me guía.

Azariel: De origen hebreo. El que domina las aguas y sobre ellas.

Arístides: Se deriva del griego Aristeidis, de aristoeidos: “el mejor, el más valiente”. Entre los famosos que han llevado este nombre se encuentra Arístides el justo, general ateniense.

 

Balduino: De origen germánico. El amigo valiente.

Baltasar: De origen asirio. Protegido por Dios.

Bartolomé: Nombre hebreo compuesto del sustantivo bar, “hijo”, y el patronímico Tolmay. Quiere decir “hijo de Tolmey” o “Ptolomeo”. Entre las personalidades que llevan este nombre se encuentra Bartolomé de las Casas, evangelizador en la época de la conquista.

Baruj: De origen hebreo. El bendito por Dios.

Basilio: De origen griego. Rey, soberano.

Brandon: De origen inglés.

Baudilio: De origen teutón. Es audaz y valeroso.

Bautista: De origen griego. El que bautiza.

Beltrán: De origen germánico. Que lleva un escudo refulgente.

Ben: De origen árabe. El hijo.

Benedicto: De origen latino. El bendito por Dios.

Benildo: De origen teutón. Lucha contra los osos.

Benjamín: De origen hebreo. El hijo preferido.

Benito: Del latín benedictus, que hace referencia a aquel que ha sido bien nombrado por el bautismo. El personaje que más se recuerda con ese nombre es el totalitarista italiano Benito Mussolini, aliado de Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

Bernardo: Proviene del nombre germánico Berinhard, que significa “guerrero audaz, como un oso”.

Personalidades: Bernardo, el compañero de aventuras de Bianca. Bernardo, el compañero de El Zorro.

Benigno: De origen latino. El pródigo, el que hace el bien.

Bernabé: De origen hebreo. Hijo de la profecía.

Bernardino: Variante de Bernardo.

Bernardo: Proviene del nombre germánico Berinhard, “guerrero audaz como un oso”. Este es el nombre del ayudante mudo de El Zorro, quien siempre lo asistiera en sus aventuras. Así se llama también el ratoncito que vive múltiples aventuras al lado de su novia Bianca.

Boris: Procede de báris, “fuerte, violento”, o bien de birislav, “glorioso combatiente”. Boris Yeltsin, político ruso, y Boris Karloff, renombrado actor de los años 50, son algunos de los famosos que llevan este nombre.

Bonifacio: De origen latino. El que hace bien a todos.

Brian: De origen celta. El fuerte.

Bricio: De origen celta. Representa la fuerza.

Buenaventura: De origen latino. El que augura alegría.

Blas: De origen griego. El que balbucea.

Braulio: Aunque impreciso, parece que la raíz de este nombre sea la palabra germánica brand, que significa “espada y fuego”.

Bruno: Nombre de origen germánico: brun, “oscuro”, o brunne-brunja, “coraza”. Este es el nombre del multimillonario Bruno Díaz que encarna a Batman para salvar a ciudad Gótica de los villanos.

 

Camilo: Posiblemente se deriva de la voz hebrea Kadmel que significa “mensajero de Dios” o quizá del griego Kadmilos, “nacido de bodas justas”. También hay quienes afirman que este nombre tiene sus raíces en el dios Camilos, padre de los Caribios. Camilo era además el sobrenombre del dios romano Mercurio cuyo cargo dentro de la corte de deidades era el de ministro. Algunas familias romanas que tenían miembros en su familia que fungían de sacerdotes, los llamaron “Camilo”. Entre los famosos conocidos está el cantante español Camilo Sesto. También tiene renombre la aristócrata inglesa Camila Parker.

Caín: De origen hebreo. El que forjó su propia lanza.

Carlos: De origen teutón. Hombre viril de gran fuerza. En inglés: Charles. Otros sinónimos: Carl, Karl, Carlton. Famosos: Charlton Heston, Carlos Mata, Carlos Cámara, Carlota Sosa, Carlos Baute, el príncipe Charles y el rey Juan Carlos.

Calixto: De origen griego. El mejor y el más bello.

Cándido: De origen latino. El puro.

Cannan / Canan: De origen hebreo. El humilde.

Carim: De origen árabe. Generoso.

Carmelo: De origen hebreo. El que es como una espiga tierna.

Casandro: De origen griego. El hermano del héroe.

Casimiro: De origen eslavo. Aquel que predica la paz.

Casto: De origen griego. Puro, honesto, limpio.

Cástor: De origen griego. Brillante.

Cayetano: De origen latino. Natural de Gaeta, antigua ciudad de Italia.

Ceferino: De origen griego. El que acaricia como el viento.

Celestino: De origen latino. Habitante del Reino Celestial.

Celso: De origen latino. Alto, elevado, noble.

César: Las raíces de este nombre están en la voz latina Caesar cuyo significado es “melenudo, de cabello muy largo y abundante”. Uno de los personajes más reconocidos en la historia es Cayo Julio César, emperador romano quien protagonizó notables victorias militares y un tórrido romance con la reina egipcia Cleopatra. A este emperador se le atribuye la famosa frase “la suerte está echada”. Entre los famosos de la actualidad que llevan este nombre, está el torero español César Rincón.

Christóforos: portador de Cristo. Cuenta la leyenda que San Cristóbal se dedicaba a transportar viajeros de un lado a otro de un río y a los niños los cargaba sobre su espalda. Un día quiso hacer lo mismo con un pequeño y frágil niño, pero sintió tal peso que tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para levantarlo. Ese niño era Jesús.

Cesario: De origen latino. Seguidor del César.

Cicerón: De origen latino. El que planta garbanzos.

Cid: De origen árabe. El señor.

Cipriano: De origen griego. El consagrado a Venus.

Cirilo: Variante de Ciro.

Ciro: De origen griego. El gran Señor.

Colón: De origen latino. El que tiene la belleza de una paloma.

Cono: De origen mapuche. Paloma Torcaza.

Conrado: De origen germánico. El que da consejos, el valiente.

Constancio: De origen latino. El perseverante.

Constantino: Variante de Constancio (ver).

Cornelio: De origen latino. El que toca el cuerno en la batalla.

Cosme: De origen griego. El adornado.

Cuasimodo: De origen latino. El que es igual a un niño.

Custodio: De origen latino. Espíritu guardián, ángel guardián.

Crisanto: De origen griego. Flor aurea, flor de oro.

Cristóbal: Viene de las palabras griegas Cristos (Cristo) y féro (llevar)

Claus: Variante de Claudio.

Claudio: Claudius es el nombre de una famosa familia romana. La etimología popular asocia este nombre latino con la palabra “cojo” y la razón es, quizá, que Claudius “el cojo” se llamó uno de los césares que gobernó al imperio romano justo después del asesinato del demente emperador Calígula quien, por cierto, era sobrino de Claudius. Reconocido en Venezuela con este nombre, Claudio Nazoa, humorista.

Clemente: De origen latino. El que es compasivo y moderado en su trato.

Cleto: De origen griego. Es que fue escogido para combatir.

Clodomiro: De origen germánico. El de ilustre fama. Cruz o de la Cruz – De origen latino. Voz que alude a la crucifixión de Cristo.

 

Darío: Se deriva de la voz persa darayava-hush, es decir, “el dueño de los bienes”o, según algunos, “protección contra el mal”.

Daniel: Nombre derivado del hebreo Dan-i-el: “Mi juez es Dios”. Uno de los cuatro grandes profetas hebreos que vivió en el siglo VII a.C. Famosos: los actores Daniela y Daniel Alvarado. Daniel el travieso.

Damián: Proviene del griego Damianos, que significa “el que doma, el domador”. Entre las personalidades que llevan este nombre, se encuentra Demian, el niño de la película “La Profecía” y el libro Damian, de Herman Hesse.

Dámaso: Este nombre tiene su origen en la palabra griega dámasos que quiere decir “domador”. Entre los conocidos en nuestro país llamados así, se encuentra Dámaso

Blanco: periodista deportivo.

Dacio: De origen latino. Oriundo o natural de Dacia.

Dagoberto: De origen germánico. Que resplandece como el sol.

Dalmacio: De origen latino. Oriundo de Dalmacia (región occidental de los Balcanes).

Dalmiro: De origen germánico. El ilustre por su nobleza.

Dámaso: De origen griego. El hábil domador.

Damián: Se trata de un nombre que proviene de la voz griega Damianós que significa “domador”, aunque hay quienes aseguran que su verdadero origen se encuentra en aquellos devotos de Cibeles, diosa de la naturaleza, la fertilidad y la agricultura. “Damián” es el nombre de un famoso libro de Herman Hesse que relata la historia de la amistad de dos adolescentes, uno de los cuales cambia la vida del otro.

Damocles: De origen griego. Da gloria a su pueblo.

Dan: De origen hebreo. El que sabe juzgar.

Daniel: De origen hebreo. Dios es mi juez.

Danilo: Es la forma servocroata de Daniel. Fue hasta hace pocos años que este nombre comenzó a ser usado en los países hispanos.

Dante: De origen latino. El de carácter firme.

Dardo: De origen griego. Astuto y hábil.

Darío: El origen de este nombre se encuentra en la palabra persa Darayava-hush cuyo significado es “el que posee los bienes”. Darío fue el nombre de varios reyes de Persia, hoy Irán.

David: Viene del hebreo Dawidh que quiere decir “amado”. El nombre se hizo famoso y muy usado luego de que David, el segundo rey de Israel, venciera al gigante Goliat. David fue pastor y excelente intérprete del arpa. Uno de los personajes más conocidos con este nombre, es el mago David Copperfield.

Dédalo: De origen griego. El industrioso y hábil artesano.

Delfín: De origen latino. El juguetón.

Demetrio: De origen griego. Forma masculina de Demetria (alude a Deméter, diosa de la tierra y de las cosechas).

Demián: Variante de Damián.

Demócrito: De origen griego. El juez del pueblo.

Demóstenes: De origen griego. La fuerza del pueblo.

Denis: Forma francesa de Dionisio.

Deodato: De origen latino. El que sirve a Dios.

Desiderio / Desiderato: De origen latino. El que es deseado.

Didier: Forma francesa de Desiderio.

Diego: Se deriva del griego didachos, cuyo significado es “instruido”. Hay quienes aseguran que el nombre Diego no es más que una variante de Jaime o, por abreviación, de Santiago (Sant-yago, Tiago, Diego). Muy conocido con este nombre es Don Diego de La Vega quien, vestido como El Zorro, lucha por imponer la justicia.

Dino: De origen hebreo. Representa a la justicia.

Dion: De origen griego. Dedicado a Dios.

Dionisio: De origen griego. El que se consagra a Dios en la adversidad.

Domiciano: Variante de Domicio.

Domingo: De origen latino. Que es del Señor.

Donaldo / Donardo: De origen celta. Que gobierna con audacia.

Donato: De origen latino. Don de Dios.

Doroteo: De origen griego. Regalo de Dios. Forma masculina de Dorotea.

Douglas: De origen celta. Azul oscuro.

Donato: Tiene raíces latinas y su significado es “regalo de Dios”.

Duilio: De origen latino. Listo para combatir.

 

Emiliano: Del latín Aemilianus, que hace alusión a alguien o algo “relativo a la familia de Emilio”. El revolucionario mexicano Emiliano Zapata puede ser la personalidad más famosa que se conozca con este nombre y, en nuestro país, Emilio Lovera, cómico reconocido.

Eber: De origen hebreo. Del más allá.

Eberardo: De origen germánico. Fuerte como un oso.

Ecio: De origen latino. Poseedor de gran fuerza.

Edelberto: De origen teutón. Descendiente de nobles.

Edelio: De origen griego. Persona que permanece siempre joven.

Edelmar: Variante de Adelmo.

Edelmiro: De origen germánico. Célebre por la nobleza que representa.

Eduardo: Se deriva de la palabra alemana hrodward: “el guardián glorioso” o “el que está atento a su feudo”. Eduardo fue el último rey anglosajón y su permanencia en el trono se extendió por 23 años. fue muy querido por el pueblo inglés, por su incesante interés en el bienestar de todos. En honor a San Pedro, el rey Eduardo mandó a construir la famosa basílica de Westminster.

Edgar: Forma reducida de Edgardo.

Edgardo: De origen germánico. Que defiende la propiedad con la lanza.

Edilio: De origen griego. Que es como una estatua.

Edipo: De origen griego. Que tiene los pies hinchados.

Edmundo: De origen germánico. El que protege sus dominios.

Efraín o Efraim: De origen hebreo. El que da frutos.

Efrén o Efreín: Variante de Efraín.

Egidio: De origen griego. Transporta en la batalla el escudo de piel de cabra.

Egisto: De origen griego. Criado con leche de cabra.

Eilal: Nombre hebreo.

Eitan: Nombre hebreo

Eladio: De origen griego. El que vino de Grecia.

Elbio: De origen celta. Que viene de la montaña.

Eleazar o Eliezer o Eliazar: De origen hebreo. Dios es mi auxilio.

Elenio: De origen griego. Resplandece como el sol. Masculino de Elena.

Eleodoro: De origen griego. El que viene del sol.

Eleuterio: De origen griego. Que goza de libertad por lo honesto.

Eliecer: De origen hebreo. Que Dios es su auxilio constante.

Elio: De origen latino. El que ama el aire.

Eliseo: De origen hebreo. Dios cuida de mi salud.

Elmer: Variante de Edelmiro.

Elías: Nombre propio hebreo Eliyyah. Está compuestos por El, Dios, el sufijo de primera persona y el elemento divino Yahveh. Quiere decir “mi Dios es Yahvé”. Entre las personalidades que han llevado este nombre, tenemos al profeta Elías, quien es mencionado en el Antiguo Testamento.

Eloy: Variante de Eligio.

Eluney: De origen mapuche. Regalo, obsequio, presente.

Elvio: De origen latino. El que es rubio.

Emanuel: De origen hebreo. Dios está con nosotros.

Emerio: De origen latino. Que es recompensado por Dios.

Emeterio: De origen griego. El que merece cariño.

Emilio: De origen latino. El trabajador audaz.

Emir: De origen árabe. Jefe, comandante.

Eneas: De origen griego. Digno de alabanza.

Enoc o Henoch: De origen hebreo. Consagrado a Dios.

Enon: De origen hebreo. Muy fuerte.

Enos: De origen hebreo. Hermano.

Enrico: Variante de Enrique.

Enzo: Forma reducida de nombres como Vicenzo y Lorenzo.

Enrique: Las palabras del idioma alemán Haim, “morada, casa” y rik, “jefe, poderoso”, componen este nombre. Su significado es “el jefe de la casa”. Diminutivo: Quique.

Epicuro: De origen griego. El que socorre y auxilia.

Epifanio: De origen griego. El que despide brillantez por su ilustración.

Erardo: De origen griego. Que es agasajado, se le rinde homenaje.

Erasmo: De origen griego. Amable con todos.

Erik: De origen germanico. significado del germanico “ERICH”. El primer elemento representa la voz que en antiguo aleman significa: eternidad.El segundo significa: regidor,jefe,caudillo,el principe homenajeado por todos.

Erico: De origen germánico. El príncipe homenajeado por todos.

Ermelindo: De origen teutón. Ofrece a Dios sacrificios.

Ernesto: De origen germánico. Severo, decidido.

Eros: De origen griego. Amor.

Erwin: De origen germánico. El que es consecuente con los honores.

Espartaco: De origen griego. El que siembra.

Estanislao: De origen eslavo. La gloria de su pueblo.

Esteban: De origen griego. Coronado de laurel.

Eufemio: De origen griego. De buena fama.

Eugenio: De origen griego. El de noble nacimiento.

Eulalio: De origen griego. Elocuente al hablar. Forma masculina de Eulalia.

Eulogio: De origen griego. Que dice bien, que es elocuente al hablar.

Eusebio: De origen griego. De buenos sentimientos.

Eustacio o Eustasio: De origen griego. Sano y fuerte.

Eustaquio: De origen griego. El que tiene muchas espigas de trigo.

Evando: De origen griego. Es considerado un buen hombre.

Evangelino: De origen griego. Lleva buenas nuevas.

Evaristo: De origen griego. El excelente.

Evelio: De origen hebreo. El que da vida.

Ezequías: De origen hebreo. Dios le dio fuerzas, tiene fuerza divina.

Ezequiel: De origen hebreo. Dios es mi fuerza.

Ezer: De origen hebreo. Ayuda divina.

Ezio: De origen latino. Que posee nariz aguileña.

Ezra: De origen hebreo. El que ayuda

 

Fabián: Se deriva del gentilicio latino Fabianus. Así eran llamados los “de la familia de Fabio”.

Fabio o Favio: De origen latino. El cultivador de habas. · Fabricio – De origen latino. El hijo del artesano.

Facundo: De origen latino. El que dice discursos que convencen.

Falco: De origen latino. Posee la vista aguda, ve de lejos como el halcón.

Fantino: De origen latino. Infantil, inocente.

Fanuel: De origen hebreo. Visión de Dios.

Faraón: De origen egipcio. Residente del gran palacio.

Fausto: De origen latino. Feliz, afortunado, próspero.

Felipe: Este nombre se deriva de la voz griega Philos-hippos que quiere decir “amigo de los caballos”. Felipe fue uno de los doce apóstoles pero este nombre también lo han llevado muchos reyes de España y Austria. Entre los reconocidos con este nombre están Phil Collins y el príncipe Felipe de Asturias. Felipe González, ex-presidente del gobierno español y Felipito, el amigo de Mafalda.

Febo o Febe: De origen latino. El que brilla, el que resplandece.

Félix: El origen de este nombre es cristiano-romano. Viene de la palabra latina *******felix******** cuyo significado es “feliz o fértil”. Un personaje muy conocido por los niños con este nombre es el Gato Félix, dueño de un maletín de donde puede salir cualquier cosa apropiada para solucionar cualquier problema que se le presente.

Federico: Se trata de un nombre compuesto nacido de dos voces alemanas: la primera es fridu que significa “pacificador” y la segunda es reiks, que quiere decir príncipe, por lo que Federico sería un “príncipe de la paz”.

Fedor: Forma eslava de Teodoro.

Fedro: De origen griego. El hombre espléndido.

Feliciano: Variante de Félix.

Felisardo: De origen latino. Hombre valiente y hábil.

Fermín: De origen latino. El que es constante y firme.

Fernán: Forma reducida de Fernando.

Fernando: Es un nombre alemán y es adaptación de Fredenand o del latín Ferdinand el cual, a su vez, se deriva del germánico Frad –que quiere decir “inteligencia”– seguido del sufijo nand, “atrevido, osado”.

Fidel o Filelio: De origen latino. El que es digno de confianza.

Filadelfo o Filademo: De origen griego. Hombre que ama a sus hermanos.

Fileas: De origen griego. El que ama entrañablemente.

Filemón: De origen griego. Amigable, cariñoso.

Filiberto: De origen germánico. Que tiene brillo.

Flavio o Flaviano: De origen latino. Perteneciente a la antigua familia romana Flavia (de los rubios).

Floreal: De origen latino. Alude al octavo mes del calendario de la Revolución Francesa.

Florencio / Florentino: De origen latino. El que es bello como las flores y derrama su perfume.

Florián: De origen latino. Fructífero. Forma masculina de Flora.

Florio: Variante de Florián.

Fortunato: De origen latino. El afortunado.

Francesco: Masculino de Francesca.

Francis: Forma reducida de Francisco.

Francisco o Franco: De origen germánico. El que lleva la lanza. Otro significado es “hombre libre” y según la variante latina, “el que vino de Francia”.

Franco: Se deriva del nombre germánico Frank con el que se distinguía el pueblo bárbaro que en el siglo V se adueñó de la Galia. En nuestro medio es muy conocido Franco de Vita.

Froilán: De origen germánico. Señor y amo.

Fructuoso: De origen latino. Que da muchos frutos.

Fulgencio: De origen latino. El que brilla y resplandece por su bondad.

Fulvio: De origen latino. El de cabellos rojizos.

Gabriel: Es un nombre hebreo compuesto por el sustantivo gbr –que significa “hombre valiente y fuerte”– y El, es decir “Dios”, lo que quiere decir que Gabriel es “el varón de Dios, hombre fuerte de Dios”. Si se toma en cuenta que el nombre podría estar formado por la raíz verbal gbr o “ser fuerte”, se concluye que este nombre traduciría “mi fuerza es Dios, Dios se ha mostrado fuerte” o “Dios me ha fortalecido”. Reconocidos con este nombre están el escritor colombiano Gabriel García Márquez, el cantautor mexicano Juan Gabriel y Gabriela Sabatini, la tenista argentina.

Gabino: De origen latino. El que viene de Gabio (antigua región cercana a Roma).

Gadiel: De origen hebreo. Fortuna divina.

Galeaso: De origen latino. El protegido por el yelmo.

Galeno: De origen griego. Hace una vida serena y pacífica.

Galileo: De origen hebreo. El que viene de Galilea.

Galo: De origen latino. Oriundo de Galia (antiguo nombre de la Francia actual).

Gamal: De origen hebreo. Que Dios es su recompensa.

Gandolfo: De origen germánico. Valiente guerrero.

García: De origen vasco. El oso del llano.

Garcilaso: Variante de García.

Garibaldo: De origen germánico. El audaz con la lanza.

Gaspar: Se trata de un nombre griego compuesto de las raíces ga-ges o “tierra, nación, país” y para, es decir “junto a, el que viene de alguna parte”. En conclusión, el significado completo de este nombre sería “mensajero del mundo” o “el que viene de la tierra o de la nación”. Reconocido con este nombre, el simpático fantasmita de la cabeza redonda, Gasparín, y el segundo de los tres reyes magos.

Gastón: De origen germánico. El extranjero, el huésped.

Gaudencio: De origen latino. El que está alegre y contento.

Gedeón: De origen hebreo. El que destruye a sus enemigos.

Genaro o Jenaro: De origen latino. Nacido el primer mes del año, enero.

Germán: El origen de este nombre se remonta a dos vertientes. En primera instancia, la voz latina germanus, que quiere decir “hermano”, y la segunda, el apelativo germano que se les daba a los invasores: wehr-mann (hombre que se defiende y heer-mann (hombre de guerra).

Gerardo: Viene del nombre alemán Gerhard que significa ” guardián, valiente”. Algunas variantes en otros idiomas son Gaddo, Grau, Gary y Jerry.

Generoso: De origen latino. Noble, ilustre.

Geraldo: Variante de Gerardo.

Germinal: De origen latino. Que echa brotes.

Gervasio: De origen germánico. El que tiene la lanza y el poder.

Gesualdo: De origen germánico. El prisionero del rey.

Getulio: De origen latino. El que vino de Getulia (comarca del norte de Africa).

Gerson: Nombre de origen hebreo cuyo significado es “peregrino”. En el Génesis se explica que Gerson, hijo mayor de Leví, le puso su nombre a un grupo de levitas.

Gian o Gianfranco o Gianni: De origen italiano.

Gil: Variante de Egidio.

Gilberto / Gisberto: De origen germánico. El que brilla con su espada en la batalla.

Giordano: De origen latino. El que desciende. Río torrentoso.

Godofredo: De origen germánico. Que vive en la paz que da el Señor.

Goliat: De origen hebreo. El que vive peregrinando.

Gonzalo: Procede del nombre medieval Gundisalvus, compuesto por las palabras gundi –lucha–, all –todo– y vus –dispuesto. Gonzalo sería entonces el “hombre guerrero, siempre dispuesto para la lucha”. Reconocido en Venezuela está el desaparecido político, dirigente del partido Acción Democrática,Gonzalo Barrios.

Gotardo: De origen germánico. El que es valiente por la fuerza que recibe de Dios.

Gracián: De origen latino. Que posee la gracia.

Graciano o Grato: De origen latino. El reconocido por Dios, tiene el amor y la bendición divina.

Gregorio: Es el “vigilante” y su origen se remonta a la antigua Grecia. Reconocido con este nombre, el médico venezolano José Gregorio Hernández.

Gualberto o Guadalberto: De origen germánico. Tiene todo el poder y resplandece por él.

Gualterio: De origen germánico. Jefe del ejército.

Guido: De origen germánico. El hombre del bosque.

Guillermo: De origen germánico. Protector decidido.

Gumersindo: De origen germánico. El varón excelente.

Gustavo: Las raíces de este nombre no resultan muy claras. Se le ha mencionado como degeneración del nombre del emperador romano Augusto, mientras otros creen que viene de las palabras germanas gast –huesped– o gund-staff, que quiere decir “cetro de rey”. Famosos en Venezuela Gustavo Pierralt y Gustavo Cisneros.

Guzmán: (teutón). Hombre de Dios. dos.

Habib / Habid: De origen árabe. El apreciado.

Harold: El rey de los antiguos bátavos fue llamado de dos maneras: Harold y Haroldo. El nombre viene de allí pero hay quienes afirman que se desprende de la palabra Hariald que significa “pueblo antiguo e ilustre”.

Haroldo: De origen germánico. El que domina la región con su ejército.

Hassan: De origen árabe. El joven hermoso.

Haziel: De origen hebreo. Visión de Dios.

Heber: De origen hebreo. Que hace alianzas.

Héctor: Este nombre perteneció al héroe más famoso de Troya. Sus raíces vienen de la palabra Kektoreon que quiere decir “esculpir, formar, educar, persona culta, formada”. Famoso con este nombre Héctor Lavoe.

Heriberto: Nombre de la antigua Germania (hoy Alemania) Heriberth, que quiere decir “ejército famoso, invencible”.

Heli: De origen hebreo. Aquel que se ofrenda a Dios.

Heliodoro: De origen griego. Regalo de Dios.

Henry: De origen inglés.

Heráclito: De origen griego. Que siente inclinación por lo sagrado.

Heraldo: De origen germánico. Rey de armas.

Hércules: De origen etrusco. Corredor veloz.

Heriberto: De origen germánico. Gloria del ejército que dirige.

Hermán: Procede de la vieja Germania. Sus raíces están en el vocablo compuesto Hari-man cuyo significado es “hombre de guerra, guerrero” o también, según otros, “propietario de bienes, hombre libre”. ¿Quién no conoce al célebre personaje Herman Monster?

Hermelindo: De origen germano. El que es como escudo de fuerza.

Hermenegildo: De origen germánico. El que ofrece sacrificios a Dios.

Hermes: De origen griego. El mensajero, el que anuncia.

Herminio: De origen germánico. El consagrado a Dios. Masculino de Herminia.

Hermógenes: De origen griego. Enviado de Hermes.

Hernán: De origen germánico. El guerrero audaz.

Hernando: Variante de Fernando.

Herodes: De origen griego. El dragón del fuego.

Heródoto: De origen griego. El don sagrado.

Higinio: De origen griego. El que tiene salud.

Hilario: De origen latino. Festivo y alegre.

Hipólito: De origen griego. Que desata sus caballos y se apresta para la batalla.

Homero: De origen griego. El ciego.

Honorato: De origen latino. El que ha recibido grandes honores.

Honorio: De origen latino. Que merece altos honores.

Horacio: Viene del latín Horatius, nombre de una familia romana que tuvo como uno de sus líderes a Horatus. Horacio está vinculado al vocablo etrusco Huras y también con Hora quien fuera diosa de la juventud. Algunos relacionan este nombre con la palabra latina orates del griego orao que quiere decir “el que todo lo ve, clarividente”. Famoso en nuestro medio, el cantante del grupo musical Desorden Público, Horacio Blanco.

Hortensio: De origen latino. El jardinero. Forma masculina de Hortensia.

Huapi: (mapuche). Isla.

Huara: Debe acompañarse con otro nombre que indique sexo.

Huberto: De origen germánico. El de inteligencia aguda.

Huenu (araucano): Cielo. Este nombre debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Hugo: De origen germánico. El que tiene espíritu e inteligencia.

Humberto: De origen germánico. Distinguido y brillante.

Husai: De origen hebreo. El apresurado.

Iago: De origen hebreo. El que suplantó al hermano.

Iair: Nombre hebreo.

Ian: Variante de Juan.

Ibero, Iberio o Ibérico: De origen latino. Natural de Iberia o que viene de la Península Ibérica.

Idumeo: De origen latino. Rojo.

Ignacio: De origen latino. Ardiente, fogoso.

Ildefonso: De origen germánico. El que es ágil para el combate.

Illel: Nombre hebreo.

Imanol: Forma vasca de Manuel.

Inca: De origen quechua. Rey, príncipe o varón de estirpe real.

Indalecio: De origen árabe. Igual al maestro.

Inocencio: De origen latino. El que no tiene mancha ni culpa.

Inti: Nombre que le daban los incas al sol, a quien consideraban el ser supremo. Debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Iñaki o Iñaqui: Variante vasca de Ignacio.

Iñigo: Es una variante de Ignacio.

Ionatán: Nombre hebreo.

Ireneo o Irineo: De origen griego. El amante de la paz. Forma masculina de Irene.

Isaías: De origen hebreo. Dios es mi salud.

Isidoro: De origen griego. El regalo de Isis (antigua divinidad egipcia).

Isidro: De origen griego. Variante de Isidoro.

Ismael: De origen hebreo. Dios oyó mis ruegos.

Isod: De origen hebreo. Lucha y prevalece Dios, el antagonista del Angel.

Israel: De origen hebreo. El que lucha contra el ángel.

Italo: De origen latino. Que vino de la tierra que está entre los mares.

Itamar: De origen hebreo. El que viene de la isla que tiene palmares.

Iván: Es la forma rusa de Juan.

Isaac: Fue hijo de Sara y Abraham. Su significado, “Dios reirá”, se deriva de las palabras que dijo Sara cuando nació el pequeño Isaac: “Dios me ha hecho reír, todo el que lo oiga se reirá”. Entre los famosos de la historia llamados así se encuentra Isaac Newton, científico inglés responsable de la teoría de la gravedad.

Igor: Nombre procedente del vocablo escandinavo Ingvarr que, a su vez, viene de Ingwi, dios y de war, que significa “defensa”o “verdadero”. Famoso con este nombre, Igor, el burrito amigo del osito Winnie the Pooh.

Ignacio: Del latín Ignatus que significa “ardiente” y que a su vez viene de la voz ignis, “fuego”. En la historia figura Ignacio de Loyola, el patrón de los jesuitas, militares y niños. En calidad de santo es invocado para curar fiebres y contra los remordimientos de conciencia y las hechicerías. Además de Ignacio, el eterno enamorado de “La gata loca”, los venezolanos recordaremos al escritor José Ignacio Cabrujas.

Indiana: Tiene su origen en América, en las Indias occidentales. Es un nombre derivado de la palabra persa hind, que viene a su vez del vocablo sánscrito sind. El más famoso conocido con este nombre es el arqueólogo aventurero Indiana Jones, personaje creado por Steven Spielberg.

 

Juan: De origen hebreo. Lleno de la gracia de Dios.

James: Es la versión moderna de Jacob. El Ya’aqob bíblico se vuelve lákobos en griego, Jacobus en latín. Posteriormente, es modificado a Jacomus, de donde se extrae James. Algunos de los famosos que han sido nombrados así son: James Joyce, escritos inglés y Jimmy Carter, ex presidente de los Estados Unidos. En español: Jaime.

Javier: Es “el que habita el nuevo sol”. Se recuerda a Francisco de Jasu y Javier, quien se convirtió en misionero e hizo prédicas itinerantes. Bautizó a más de 30.000 paganos.

Jabel: De origen hebreo. Como el arroyo que fluye.

Jacinto: De origen griego. Alude a la flor del mismo nombre.

Jack: Nombre inglés.

Jacob: Variante de Jacobo.

Jacobo: De origen hebreo. El que suplantó a su hermano.

Jacques: Forma francesa de Jacobo.

Jaime: Variante de Jacobo.

Jair: Forma reducida de Jairo.

Jairo: De origen hebreo. El que fue iluminado.

Jalil: De origen árabe. El amigo.

Jano: De origen griego. El que es brillante como el sol.

Jasón: De origen griego. El que sana todas las enfermedades.

Jehová: De origen hebreo. Yo soy el que soy.

Jenofonte: De origen griego. El que viene de otro país y es elocuente.

Jeremías: De origen hebreo. La elevación del Señor.

Jeremy: Variante inglesa de Jerónimo.

Jerónimo: De origen griego. El del nombre sagrado.

Jerusalén: De origen hebreo. Lugar de paz.

Jesabel o Jezabel: De origen hebreo. Juramento de Dios.

Jesualdo: De origen germánico. El que lleva la lanza de mando.

Jesús: De origen hebreo. El salvador.

Joaquín: De origen hebreo. Al que Dios le da firmeza.

Joel: De origen hebreo. Dios es su señor.

Jonás: De origen hebreo. Sencillo como una paloma.

Jonatan o Jonathan: De origen hebreo. Don de Dios.

Jordán: De origen hebreo. El regenerador, el purificador.

Jordi: Variante Catalana de Juan.

Jorge: De origen griego. El que trabaja la tierra.

Josafat: De origen hebreo. El juicio de Dios.

José: De origen hebreo. Aquél a quien Dios ayuda.

John: Proviene del nombre hebreo Yehohanan, que hace referencia a un individuo “compasivo, misericordioso”. El significado de John es “Yahvé se ha compadecido, ha dado su gracia”. Las personalidades con este nombre abundan: John Wayne, conocida estrella del cine estadounidense; Joan Miró, pintor español; y John Kennedy, quien fuera presidente de los Estados Unidos. En español: Juan.

Jorge: Las raíces de este nombre están en Grecia. Viene de la palabra Georgos, “el que trabaja la tierra, el agricultor”. San Jorge aparece en la historia como personaje ligado a la leyenda del dragón que iba a devorar a una inocente doncella y fue muerto por este santo. Hoy su nombre es invocado contra el peligro que representan las guerras. También para que sanan las heridas.

Josué: Nombre hebreo que tiene su origen en la palabra Yehosua, cuyo significado es “Yahvé es el salvador” . Josué sucedió a Moisés como quía de los israelitas, cuando entraron a Canaán. En Grecia fue muy común este nombre compuesto.

Júpiter: De origen latino. Origen o fuente de la luz.

Justiniano: Derivado de Justino.

Justino: Variante de Justo.

Justo: De origen latino. Que obra con equidad.

Juven, Juvencio o Juventino: De origen latino. Representa la juventud.

Juvenal: De origen latino. El joven que necesita consejo.

Jeremías: Nombre hebreo. Se refiere a aquel que será “elevado a los cielos”.

Julián: Se trata de un nombre latino que proviene de Julianus. Se nombraba así a quienes pertenecían a la familia Julia. Famosos: Julian Lennon, músico hijo del fallecido Beatle John Lennon.

Julio: Fueron muchos los personajes masculinos y femeninos de la historia ligada al imperio romano que llevaron este nombre, derivado de Julus, hijo de Eneas, que es considerado descendiente de la familia Julia. El séptimo mes del año lleva el nombre también de este grupo. Famosos con este nombre: Julio Iglesias, Jules Verne, Julio Cortázar y Julia Roberts.

Kalil: Variante de Jalil.

Kaled: De origen árabe. Inmortal, quien vive eternamente.

Kevin: De origen irlandés. Nacimiento gentil, bello.

Kirios: De origen griego. El soberano, el Señor.

 

Lahual: De origen araucano. Alerce.

Laureano: Nombre latino derivado del adjetivo laureanus, de laurus, que significa laurel. El significado más específico del nombre es “coronado con laurel, victorioso”.

Ladislao / Ladio: De origen eslavo. El que gobierna con gloria.

Lamberto: De origen teutón. El renombrado de la región.

Landerico: De origen teutón. Ponderoso en la comarca, ejerce el poder en la comarca.

Landolfo / Ladolfo: De origen germánico. Hábil como un lobo en la ciudad.

Lauro / Laureano / Laurelino / Laurentino: De origen latino. Triunfador. Digno de laurel. Lautaro (araucano): Osado y emprendedor.

Lázaro: De origen hebreo. Dios es mi ayuda.

Leal (español): Obra con lealtad, fiel.

Learco: De origen griego. Jefe de su pueblo.

Lelio: De origen latino. El que es locuaz.

Lenin: Uno de los nombres con origen reciente: Lenin era el seudónimo del revolucionario y estadista ruso Vladimir Ilich Ulianov. Encontró el nombre que lo inmortalizaría derivándolo de Lena, en cuya ribera vivió durante 3 años. El significado de Lenin es el que pertenece a Lena.

Lemuel: De origen hebreo. Consagrado a Dios, seguidor de Dios.

Leo: Forma reducida de Leonardo.

Leocadio: De origen griego. El que resplandece por su blancura.

León: De origen latino. Remite a ese animal por su bravura.

Leonardo: De origen latino. León fuerte.

Leonel / Lionel: Variante de León.

Leonelo: Variante de Leonel.

Leónidas: Variante de León.

Leandro: Es una deformación del nombre Alejandro y, para algunos se deriva de las palabras griegas leon y ander, “león” y “hombre”, respectivamente.

Leonides: Variante de Leónidas.

Leontino: (germano) – Fuerte como un león.

Leopoldo: De origen germánico. Defensor de su pueblo.

Leto: De origen latino. El que siempre está alegre.

Leuco: De origen griego. El luminoso.

Levi: De origen hebreo. El lazo entre los suyos.

Líbano: De origen latino. Blanco.

Liber: De origen latino. El que derrama abundancia.

Liberal: De origen latino. El amante de la libertad.

Liberato: De origen latino. El liberado.

Libio / Livio: De origen latino. Nacido en lugar árido, viene del desierto.

Liborio: De origen latino. Que vino o nació en Líbora (España).

Licurgo: De origen griego. Ahuyentador de lobos.

Lihue / Lihuel (araucano): Vida, existencia. Este nombre debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Lincoln: (inglés). Oriundo de las barrancas del río.

Lindor: De origen latino. El que seduce, gusta seducir.

Lino: De origen griego. El que teje el lino.

Lisandro / Elisandro: De origen griego. Libertador de hombres.

Lisardo: De origen hebreo. Defensor de la fe, lucha por Dios.

Lisístrato: De origen griego. El que lucha por el ejército libertador.

Livio: De origen latino. Perteneciente a la noble familia romana Libia (del color del olivo).

Lope: (vasco). Hombre tosco y grueso en sus modales.

Lorenzo: De origen latino. El coronado de laureles, el victorioso.

Loreto: De origen latino. Hermoso cual bosque de laurel.

Lot: De origen hebreo. El de rostro cubierto.

Lotario: De origen germánico. El guerrero ilustre.

Loyola: De origen latino. En su escudo tiene un lobo.

Luano: De origen latino. Manantial.

Lucas: De origen latino. Resplandeciente como la luz.

Lucero: De origen latino. Lleva la luz.

Lucio: De origen latino. Nacido a la luz del día.

Lucrecio: De origen latino. Crepúsculo de aurora.

Ludovico: De origen germánico. El guerrero famoso.

Luperco: De origen latino. Ahuyentador de lobosa.

Luis: En el idioma griego está la raíz de este nombre, cuyos significados son varios: hluot, quiere decir “gloria” y wig, “guerra”. Estos hacen alusión a un “combate glorioso”o un “guerrero ilustre”.

Luciano: Deriva del latín Lucianus y también quiere decir “hombre de la luz”. En la antigüedad, uno de los hombres más famosos con este nombre fue San Luciano de Antioquia, quien tradujo el Antiguo Testamento. Actualmente tenemos a Luciano Pavarotti, cantante de ópera italiano.

 

Mariano: Proviene del latín Marianus, patronímico de Mario. Imposible no pensar en el actor venezolano, Mariano Alvárez, como el principal protagonista de la lista de famosos que llevan este nombre.

Mauro: Es una variante de Mauricio y tiene sus raíces en Latinoamérica. Es aquel que tiene “la piel oscura”.

Mateo: Es un nombre hebreo, “el que nació en Matatías”. Su alteración latina es “Matthaeus” Es una forma de Matías, nombre portado por un evangelista que era recaudador de tributos cuando fue incorporado al grupo de apóstoles de Jesús. Por eso, Matías es el patrón de los aduaneros. De renombre en Venezuela, Mateo Manaure, el artista plástico.

Malcolm: Viene de las palabras romanas Mael y Columb y significa el “siervo de Columbiano” . Con este nombre fueron llamados varios reyes de Escocia. Muy famoso y recordado fue Malcolm X, líder del movimiento islámico negro de los Estados Unidos.

Marcelo: Proviene del nombre latino Marcellus, diminutivo de Marcus, que significa “martillo”. Entre los famosos llamados así se encuentra el Papa Marcelo quien fue maltratado, condenado a cuidar bestias y desterrado. Murió en el año 309.

Manuel: Nombre hebreo que quiere decir “Dios está entre nosotros”. En inglés Emanuel. Personajes: Manuel Benítez “El Cordobés”, torero español y Manuelita Sáenz, mujer de Simón Bolívar.

Macabeo: De origen hebreo.

Macario: De origen griego. El bienaventurado.

Macedonio: De origen griego. El que triunfa y se engrandece.

Maciel: De origen latino. Delgadito, esquelético, muy flaco.

Magín: De origen latino. Que es imaginativo.

Magno: De origen latino. Grande, de gran fama, magnífico.

Mahoma: De origen árabe. Digno de ser alabado.

Mainque: Debe acompañarse con otro nombre que indique sexo.

Malaquías: De origen hebreo. El mensajero de Dios.

Manfredo: De origen germánico. Que tiene poder para salvaguardar la paz.

Manlio: De origen latino. El que nació por la mañana.

Manque: De origen mapuche. Cóndor.

Manuel: De origen hebreo. Dios está con nosotros.

Manzur: De origen árabe. El vencedor, el que venció sobre todos.

Marc: Forma reducida de Marcos.

Marcelino: Variante de Marcelo.

Marcial: Variante de Marcio.

Marcio: De origen latino. Nacido en marzo o consagrado al dios Marte.

Marcos: Nombre italiano derivado de mas-maris, cuyo significado es “varonil, masculino”. Otros ubican su origen en la palabra latina Marcus, que quiere decir “martillo” o “relativo al dios Marte”. Hay varios personajes que han sido nombrados así, entre los cuales cabe destacar a Mark Twain, novelista estadounidense, y Marco Polo, célebre viajero y escritor italiano de la Edad Media

Marino: De origen latino. El que ama el mar.

Mario: De origen latino. El varonil.

Marón: De origen árabe. El santo varón.

Martín: De origen latino. Hombre genial, belicoso, guerrero.

Martiniano: Variante de Martino.

Martino: De origen latino. Nacido el día martes.

Matías o Mathías: De origen hebreo. Ofrendado a Dios.

Mauricio: Variante de Mauro.

Max: Forma reducida de Máximo.

Maximiliano: Forma compuesta por Máximo y Emiliano.

Máximo: De origen latino. El mayor de todos.

Meyer: Tiene sus raíces en la voz hebrea Meir, que significa “el que ilumina”. Entre los conocidos, Golda Meir fundadora del estado de Israel y el Dr. Meyer Magarici, Director Médico de TuPediatra.com.

Mercurio: De origen latino. El que atiende los negocios.

Melchor: De origen hebreo. El rey de la luz.

Melecio: De origen griego. Cuidadoso y atento.

Melibeo: De origen griego. El que cuida de los bueyes.

Melitón: De origen griego. Nacido en Malta.

Melquíades: De origen hebreo. El rey de Dios.

Menandro: De origen griego. El que permanece como hombre.

Menas: De origen griego. Relativo al mes, relacionado con los meses.

Mentor: De origen griego. El maestro.

Micael: Variante de Miguel.

Michel: Forma francesa de Miguel.

Midas: De origen griego. El pasajero y admirable empresario.

Miguel: De origen hebreo. ¿Quién es como Dios?

Miles: De origen latino. El soldado.

Milton: De origen inglés. El que viene del pueblo de la molienda.

Modesto: De origen latino. Templado, honesto, moderado.

Mohamed: De origen árabe. El digno de ser alabado.

Moisés: Hebreo o egipcio. El salvado de las aguas.

Morfeo: De origen griego. El que hace ver hermosas figuras.

Moshe: Forma hebrea de Moisés.

Munir: De origen árabe. Es como una fuente de luz.

Mustafá: Nobre turco. El elegidoe.

Natalio: Derivado del latín dies natalis o “día del nacimiento”que conmemora la fiesta de Navidad.

Nabor: De origen hebreo. La luz del profeta.

Nabucodonosor: El dios protege mi reinado.

Nadir: De origen árabe. El opuesto.

Nahuel: De origen araucano. El tigre.

Napoleón: De origen griego. El que viene de la nueva ciudad (Nápoles). Otro significado es “el león del valle”.

Narciso: De origen griego. El que está durmiendo.

Natal: De origen latino. Nacido en Navidad.

Nataniel: De origen hebreo. Don de Dios.

Nazareno: De origen hebreo. El que se ha separado de los demás por constricción, el que se aísla por haber hecho voto de soledad.

Nazaret o Nazareth: De origen hebreo. Brote florido. Este nombre debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Nazario: De origen hebreo. Dedicado a Dios.

Neandro: De origen griego. Joven y varonil.

Neftalí: De origen hebreo. Al que Dios ayuda en su lucha. Debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Nelson: De origen celta. El hijo de Neil.

Nemesio: De origen griego. El que hace justicia distribuyendo los bienes.

Neptuno: De origen griego. El dios del mar.

Nereo: De origen griego. El que manda en el mar.

Nerio: De origen griego. Viaja por el mar, se desplaza por el mar.

Nerón: De origen latino. Muy fuerte e intrépido.

Néstor: De origen griego. Al que se recuerda con afecto.

Nicandro: De origen griego. Vencedor de los hombres.

Nicanor: De origen latino. El conquistador victorioso.

Nicasio: De origen griego. El vencedor.

Nicéforo: De origen griego. El que lleva la victoria.

Niceto: De origen griego. El victorioso.

Nicomedes: De origen griego. El que prepara las victorias.

Nilo: De origen egipcio. Vida que emana de Dios.

Nino: Dueño de palacios, el poseedor de palacios.

Nicolás: En inglés, Nicholas; italiano: Nicola; alemán: Klaus. Proviene del griego Nikolaos que significa “vencedor del pueblo, de la multitud”. Uno de los personajes más famosos con este nombre es el viejito barrigón, bonachón y barbudo que lleva juguetes en Diciembre a los niños que se han portado bien. Nadie sabe aún como la barriga le deja colarse por las chimeneas de las casas pero lo cierto es que se las arregla para dejar sus regalos a los pies de cientos de miles de árboles de Navidad en todo el mundo ! y sin que nadie lo vea !.

Noé: De origen hebreo. El que ha recibido consuelo.

Noel: Variante francesa de Natalio. Debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Nolasco: De origen hebreo. El que parte y deja promesas.

Norberto: De origen germánico. El resplandor que viene del norte.

Norman: De origen germánico. Que viene del norte.

Normando: Variante de Norman.

Numa: De origen griego. El que da normas.

Nuncio: De origen latino. El portador de mensajesea.

 

Obdulio: De origen latino. El que suaviza las penas.

Octaviano: De origen latino. El octavo hijo de la familia.

Octavio: El origen de este nombre es latino y significa “el octavo hijo”. Fue famoso Octavio, el guerrero romano, quien fue perseguido por el emperador Maximiano, por predicar su fe cristiana.

Odilón: De origen teutón. Dueño de cuantiosa herencia.

Odín: De origen escandinavo. Guerrero todopoderoso.

Ofir: De origen hebreo. Feroz.

Olaf: De origen germánico. El glorioso.

Olegario: De origen germánico. El que domina con su fuerza y con su lanza.

Olimpo: De origen griego. Fiesta, cielo, referente al monte o santuario Olimpo.

Oliver: Forma inglesa de Oliverio.

Oliverio: De origen latino. Que procede de Olivia. Otro significado es “que trae la paz”.

Omar: Es “el constructor, el que habita, edifica, puebla”. Viene del árabe Amara. Entre los famosos del cine está Omar Shariff.

Onan: De origen hebreo. Que tiene mucha fuerza.

Onésimo: De origen griego. Que es útil y provechoso.

Onofre: De origen germánico. Defensor de la paz.

Orangel o Horangel: De origen griego. El mensajero de las alturas o de la montaña.

Orencio: De origen griego. Juez examinador.

Orestes: De origen griego. El que ama la montaña.

Orfeo: De origen griego. Que tiene buena voz.

Orígenes: De origen griego. Que viene del Sol (Horus).

Orión: De origen griego. Portador de las aguas.

Orlando: De origen germánico. Hombre que viene del país glorioso.

Orosco: De origen griego. Que vive en los montes.

Osías o Ozias: De origen hebreo. El Señor me sostiene. Salvación Divina. Dios es mi alma.

Oscar: Su origen se remonta a la Alemania antigua. Los daneses introdujeron en Irlanda el nombre de Osgar, compuesto por Os, un dios, y Gar, “lanza de los dioses”.

Osmar: Variante de Osmaro.

Osmaro: De origen germánico. El que brilla como la gloria de Dios.

Osmundo: De origen germánico. El protector divino.

Osvaldo: De origen germánico. El gobernante divino.

Otelo: Variante de Otón.

Otilde: (teutón) Dueño de cuantiosa herencia.

Otón: De origen germánico. El señor poderoso.

Otoniel o Otniel: De origen hebreo. Dios es mi fuerza.

Otto o Ottón: De origen teutón. Dueño poderoso de sus bienes.

Ovidio: De origen latino. El que es cuidador de ovejas.

Owen: (galés) El joven guerrero.

Oziel: De origen hebreo. Tiene fuerza divinasa.

Osiris: Las raíces de este nombre están en el antiguo Egipto. Fue una de las divinidades que adoraron sus habitantes y esposo de la diosa Isis. Osiris era el dios “de la vista poderosa

Paúl: Proviene de la raíz latina Paulus que significa “pequeño, débil”. El poeta chileno Pablo Neruda y el actor estadounidense Paul Newman son algunas de los famosos que llevan este nombre.

Pablo: De origen latino. Pequeño.

Patricio: Se deriva del nombre latino Patrocimium o “colocado bajo la protección de un poderoso”. Otro de sus significados es “de noble estirpe”.

Paciente: De origen latino. El que sabe esperar.

Pacífico: De origen latino. Que busca la paz.

Pampín: De origen latino. El que tiene vigor como el brote de una planta.

Pancracio: De origen griego. Que tiene todo el poder.

Pánfilo: De origen griego. El amigo querido por todos.

Pantaleón: De origen griego. El que domina todo.

Paolo: Variante de Pablo.

Pablo: Proviene del nombre latino de la raíz Paulus, que significa “pequeño, débil”. Personalidades. Pablo Neruda, poeta chileno y Paul Newman, actor norteamericano.

París: De origen griego. El que mejor socorre.

Parménides: De origen griego. Que es constante.

Parmenio: De origen griego. Hombre constante, fiel.

Pascua: De origen hebreo. Referido a la Pascua, al sacrificio del pueblo.

Pascual: De origen latino. El que nació en las fiestas pascuales.

Pastor: De origen latino. Que cuida sus ovejas.

Patrick: Forma inglesa de Patricio.

Paulino: Diminutivo de Paulo.

Paulo: De origen latino. Variante de Pablo.

Pegaso: De origen griego. Nacido junto al manantial.

Pehuén: De origen araucano. Voz que designa a una planta conocida como araucaria. Este nombre debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Pelayo: De origen griego. Excelente marino.

Perfecto: De origen latino. Integro, sin errores, sin defectos.

Pericles: De origen griego. El que tiene amplia gloria.

Perpetuo: De origen latino. De fin inmutable, permanece fiel a su fe.

Perseo: De origen griego. El devastador, destructor.

Petronio: Variante de Pedro

Pedro: El origen de este nombre es bastante curioso: Jesús decidió comenzar a llamar al apóstol Simón de esta manera y así se creó el nombre. Sin embargo, es una traducción literal del arameo kefa, “piedra”, que en latín sería petrus: “firme como una piedra”. Las personalidades que llevan este nombre abundan, por citar un par de ellos podemos nombrar a Pedro Fernández, cantautor mexicano, y el archiconocido Pedro Picapiedra, el más famoso hombre de las cavernas.

Peter: Nombre con el que Jesús pasó a llamar al apóstol Simón. Es una transcripción literal del arameo kefa, “piedra”, al latín petrus. Hace referencia a una persona que es “firme como la piedra”. Quizá el personaje famoso más recordado (por grandes y chicos), que lleva este nombre, sea Peter Pan, protagonista del clásico de Disney. En español: Pedro.

Pilato: De origen latino. Soldado armado con una pica.

Pío: De origen latino. El que es piadoso y observador de las reglas morales.

Pirro: De origen griego. Pelirrojo, color del fuego ardiente.

Plácido: De origen latino. El que es manso y sosegado.

Platón: De origen griego. De espaldas anchas.

Plinio: De origen latino. El que tiene muchos dones.

Plubio: De origen griego. Hombre de mar.

Plutón: De origen griego. Dueño de muchas riquezas.

Policarpo: De origen griego. Produce abundantes frutos.

Polidoro: De origen griego. De virtudes.

Polifemo: De origen griego. De quien se habla mucho.

Pompeo: Variante de Pompeyo.

Pompeyo: De origen griego. El que encabeza la procesión.

Poncio: De origen griego. Venido del mar.

Porfirio: De origen sirio. El vestigo magníficamente de color púrpura.

Príamo: De origen griego. El que ha sido rescatado.

Prilidiano: De origen griego. Que recuerda las cosas pasadas.

Primo: De origen latino. El primogénito, primer hijo.

Procopio: De origen griego. El que progresa.

Prometeo: De origen griego. El que es semejante a Dios.

Próspero: De origen latino. El que tiene fortuna.

Prudenciano: Modesto y honesto.

Prudencio: De origen latino. Que obra con sensatez y recato.

Poseidón: De origen griego. El dueño de las aguas.

 

Quijote del latín. El que se protege las piernas con la armadura

Raúl: Se trata de un nombre de procedencia francesa cuyo significado es “osado en las artes de guerra” . También se cree que viene de la voz germana Radurulf: Rat, consejero y wulf, lobo. Famosos: Raúl Leoni, ex-presidente de Venezuela.

Rafael: De origen hebreo. Dios sanará.

Ramiro: Nombre de origen alemán que viene de la palabra Radamir, cuyo significado es “consejo ilustre, famoso”.

Raimón: Consejero Protector

Raimundo: Consejero

Ramón: Protector sensato

Rayen: Flor

Reinaldo: Gobierna

Rene: Vuelto a nacer

Renzo: El de la corona de laureles

Renato: Sus raíces son latinas. Significa “el que regresó al favor divino”. Reconocido el director de orquesta venezolano Renato Capriles.

Reyes: Reyes, monarcas

Ricardo: Tiene su origen en el nombre germánico Richhari, que descompuesto es rich, jefe caudillo, poderoso, y Hari, ejército. Concretamente quiere decir “el ejército del caudillo” o “poderoso en el ejército”. Entre las personalidades están: Richard Wagner, compositor alemán, Ricardo Montaner, cantautor venezolano, y Ricardo Montalbán, conocido actor de origen latino que protagonizara “La Isla de la Fantasía”.

Roberto: Famoso

Rocío: Lagrima de flor

Roque: El origen de este nombre es complicadísimo. Probablemente provenga del escandinavo hrokr -hombre de alta estatura- o quizás del germánico hruk, que es un animal sagrado de la mitología nórdica. Hay quienes indican que su origen se encuentra en el latín “roca” que a su vez se deriva del pre-romano rocca.

Rodolfo: Lobo famoso

Rodrigo: Caudillo famoso

Rogelio: Famoso por su lanza

Rolando: Tierra gloriosa

Román: De Rumania

Romeo: Peregrino de Roma

Robert: Nombre germánico Hroutberht, de hrout, que quiere decir “fama”, y berth, que es “resplandor”. Más concretamente, el nombre hace alusión a aquel que “brilla por su fama” o que “posee el brillo de la fama”. La lista de personalidades es realmente larga. Por nombrar algunos: Robert Redford y Robert de Niro, conocidos actores estadounidenses. En español: Roberto.

Robinson: Nombre inglés. Significa simplemente: el “hijo de Robin”.

Ronaldo: Guerrero Famoso

Rosendo: Soldado

Ruben: Dios ha visto mi aflicción.

Ruperto: Famoso.

Santiago: Sus orígenes están en el hebreo Yeagob, que significa “Dios recompensará” El apóstol Santiago es el patrono de España, donde se le levantó un templo conocido universalmente, en Santiago de Compostela.

Sabelio: Variante de Sabino.

Salomón: Se deriva del hebreo Shelomó, que significa “el hombre que ama la paz”, el “pacífico”. Fue el tercer rey de los judíos y autor de Los Proverbios y El Cantar de los Cantares.

Sabino: De origen latino. El que vino de Sabina (pueblo del interior de Italia). Forma masculina de Sabina.

Sacha: Variante eslava de Alejandro.

Sadoc: De origen hebreo. El justo.

Salustio: De origen latino. El que ofrece la salvación.

Salvador: De origen latino. El que redimió a los hombres.

Salviano: Variante de Salvo.

Salvino: De origen latino. El que goza de buena salud.

Salvio: De origen latino. Sanado, saludable, íntegro.

Salvo: De origen latino. El sano.

Samuel: De origen hebreo. El que fue pedido a Dios.

Sancho: De origen latino. Santo y consagrado a Dios.

Sansón: De origen hebreo. Pequeño sol.

Santino: Variante de Santos.

Santo: Variante de Santos.

Santos: De origen latino. Sagrado e íntegro.

Saturnino: Diminutivo de Saturno.

Saturno: De origen latino. El que está en la abundancia.

Saúl: De origen hebreo. El deseado, el anhelado.

Saulo: De origen griego. El que es tierno y delicado.

Saverio: Variante italiana de Javier.

Segismundo: De origen germánico. El protector victorioso.

Segundo o Segundino: De origen latino. El segundo hijo de la familia.

Selim: De origen árabe. El pacificador. De buena salud.

Sergio: Sergius es su raíz en latín, pero su origen es etrusco. Su significado es “el guardián y el protector”. Entre los romanos se hizo conocido un magistrado del imperio, quien de repente decidió hacerse cristiano

Sempronio: De origen latino. Nombre de una gens romana.

Seneca: De origen latino. El venerable anciano.

Septimio: De origen latino. El que nació en séptimo lugar.

Serafín: De origen hebreo. Encendido, resplandeciente.

Serapio: De origen latino. Consagrado a Serapis (Divinidad Egipcia).

Sereno: De origen latino. Hombre claro y puro.

Servando: De origen latino. El que guarda y defiende.

Servio: De origen latino. El hijo de servidores de Dios.

Severino: Variante de Severo.

Severo: De origen latino. El que es austero e incorruptible.

Sebastián: Se deriva de la palabra griega sebástos, es decir, “venerado y augusto”. Personajes con este nombre: Juan Sebastián Bach, compositor alemán.

Sharif: De origen árabe.

Sigfrido: De origen germánico. Asegura la paz con su presencia.

Silvano: De origen latino. Nacido en la selva. Forma masculina de Silvana.

Silverio: Variante de Silvano.

Silvestre: De origen latino. El que vive en la selva.

Silvio: El nombre tiene sus raíces en el latín Silvius, derivado de silva, en español “selva o bosque”. ¿ Quien no ha escuchado las bellas canciones del cubano Silvio Rodríguez?

Silvino: Variante de Silvano. Forma masculina de Silvina.

Silvio: De origen latino. El hombre de la selva.

Simeón: Variante de Simón.

Simplicio: De origen latino. Sencillo.

Sinesio: De origen griego. El inteligente, el sagaz.

Sinforiano: Variante de Sinforoso.

Sinforoso: De origen griego. El que está lleno de desdichas.

Siro: De origen latino. Natural de Siria.

Simón: Nombre hebreo. Quien lo lleve será “el que ha escuchado a Dios”, según afirmaban los antiguos. Hay quienes dicen también que este nombre tiene origen en la palabra griega Simos: “el que tiene la nariz chata”. Un hombre insigne llevó este nombre: Simón Bolívar.

Sisebuto (teutón): El que ejerce con energía el mando.

Sixto: De origen griego. El cortés, el de buen trato.

Sócrates: De origen griego. El sano y vigoroso.

Sofanor: De origen griego. El hombre sabio.

Sófocles: De origen griego. El que tiene fama por su sabiduría.

Solano: De origen latino. Es como el viento del este.

Sotero: De origen griego. El salvador.

 

Tabaré: Hombre de aldea.

Taciano: Variante de Tacio.

Tacio o Tatiano: De origen latino. El que calla.

Tácito: Variante de Tacio.

Tadeo: De origen sirio. El que alaba.

Tancredo: De origen germánico. El que da consejos sagazmente.

Tarquino: De origen latino. El que nació en Tarquinia (antigua ciudad de Italia).

Tarsicio: De origen latino. El que pertenece a Tarso (lugar donde nació San Pedro).

Telémaco: De origen griego. El que se apresta para el combate.

Telmo: De origen latino. Variante de Erasmo. Forma masculina de Telma.

Teo: Forma reducida de Mateo, Teodoro, Doroteo.

Teobaldo: De origen germánico. El príncipe valiente.

Teócrito: De origen griego. El elegido por Dios.

Teodomiro: De origen germano. Es célebre en su pueblo.

Teodorico: De origen germánico. El que gobierna bien a su pueblo.

Teodoro: De origen griego. El regalo de Dios.

Teodosio: De origen griego. El que da a Dios.

Teófano: De origen griego. Amigo de Dios, amado por Dios.

Teófilo: De origen griego. Amado por Dios.

Tercio o Tertulio: De origen griego. El tercer hijo de una familia.

Terencio: De origen latino. El que trilla.

Tiberio: De origen latino. El que viene del Tíber.

Teseo: De origen griego. El fundador.

Tiburcio: De origen latino. Nacido en Tívoli, cerca de Roma.

Ticiano: Variante de Tito. Forma femenina de Ticiana.

Tico: De origen griego. El venturoso, feliz, afortunado.

Timoteo: De origen griego. El que honra a Dios.

Tíquico: De origen griego. Persona muy afortunada.

Tirso: De origen griego. Coronado con hojas de vid.

Tito: De origen latino. El valiente defensor

Tobías: De origen hebreo. El Señor es mi bien.

Tolomeo: De origen griego. Poderoso en la batalla.

Toruato: De origen latino. Adornado con un collar o guirnalda.

Tomás: Las raíces de este nombre son hebreas. Es el “hermano gemelo”. Conocidos con este nombre, Santo Tomás de Aquino y el gato del dueto Tom y Jerry.

Toribio: De origen griego. Que fabrica arcos.

Tubal: De origen hebreo. El que labra la tierra.

Tupac: De origen quechua. El Señor.

Tulio: De origen latino. Destinado a grandes honores.

Traful: De origen araucano. Significa Unión.

Tránsito: De origen latino. El que pasa a otra vida. Este nombre debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Trinidad: De origen latino. Las tres personas en un solo Dios. Este nombre debe ir acompañado por otro que indique sexo.

Tristán: Nombre céltico que tiene su origen en la palabra drest, que significa “tumulto, ruido”, o en la palabra trwst, que es “mensajero, heraldo”. Además es el nombre del héroe de una famosa leyenda bretona. También el protagonista de una ópera de Richard Wagner, “Tritán e Isolda”, lleva este nombre.

Ubaldo: De origen germánico. El de pensamiento audaz.

Udolfo: De origen teutón. Hombre de mucha suerte, afortunado.

Ulfrido: De origen teutón. El que impone la paz por la fuerza.

Ulises: De origen latino. Hombre airado.

Ulrico: De origen germánico. Noble como un rey.

Urbano: De origen latino. Que habita en la ciudad.

Uriel: De origen griego. Luz del Señor.

Urso: De origen latino. El oso. Forma masculina de Ursula y Ursulina.

Uziel: De origen hebreo. la fuerza de Dios, Dios es mi fuerza.

 

Valdemar o Waldemar: De origen germánico. Famoso por su poder.

Valdo: De origen teutón. Gobierna, el monarca.

Valentín: De origen latino. Fuerte, saludable.

Valeriano: Variante de Valerio.

Valerio: De origen latino. Sano y robusto.

Valfredo o Wilfredo: De origen germánico. El rey pacífico.

Valentino: Variante de Valentín.

Venancio: De origen latino. Aficionado a la caza.

Ventura: De origen latino. El que tendrá felicidad.

Vero: De origen latino. Veraz, sincero, creíble.

Vicente: De origen latino. El que vence, el que conquista.

Victoriano: Variante de Víctor.

Victorino: Variante de Victoriano.

Victorio: Variante de Víctor.

Vidal: Variante de Vital.

Virgilio: De origen latino. El que tiene lozanía y verdor.

Virginio: De origen latino. Es puro y sencillo.

Viviano o Bibiano: Hombre pequeño.

Víctor: Del latín Victor, “vencedor”. Entre los famosos están: Víctor Cámara, actor de telenovelas venezolano y Víctor Hugo, escritor francés.

Vladimiro: Variante de Vladimir.

Vladimir: De origen eslavo. Príncipe de la paz.

Vulpiano: De origen latino. Como si fuera un zorro, hombre astuto.

 

Xavier: derivado de Javier significa casa nueva

Wagner: De origen teutón. Conductor del carro.

Walter: Nombre germánico que deriva de wald-hari que significa “caudillo del ejército”. Entre las personalidades que llevan este nombre se encuentran Walt Disney, creador de Disney World, y Walter Mercado, astrólogo de fama internacionalo.

Walberto: De origen germánico. El que permanece en el poder

Waldino: De origen teutón. De espíritu abierto y audaz.

Waldo: Forma inglesa de Ubaldo.

Washington: De origen inglés. Natural del pueblo de Wassins.

Werner: De origen germánico. El que es héroe de su patria.

Wilfredo: De origen germánico. El que reina en la paz.

Wilson: El hijo de William.

William: Forma inglesa de Guillermo.

 

Yago: Variante de Jacobo.

Yair.

Yamal.

Yamil.

Yannick.

Yoel.

Yves: (francés). Juan (forma francesa).

Yunka: Debe acompañarse con otro nombre que indique sexo.

Zach: variante en inglés de Zacarías: Dios se acordó